Noticias

Servicio al cliente y capacitación, secretos para hacer crecer una empresa: Jorge Espino

Compartir

“El cliente, nuestro mercado es nuestra razón de ser y si realmente no enfocamos y centralizamos todas nuestras actividades, procesos, publicidad, mercadotecnia y capacitación en función a nuestro cliente, pues no tiene razón de ser la empresa” es la filosofía que imparte Jorge Espino Balaguer, CEO de CADEM Consulting and Training.

Durante su participación en el programa de entrevistas PARALELO, el sábado 7 de mayo, Jorge explicó que para una empresa o un emprendedor, debe quedar claro que en las medidas que se satisfacen las necesidades de los clientes, es en la medida que crecen las empresas.

Y es que, el otorgar un servicio o un producto, según creen en CADEM, debe estar enfocado, si bien en desarrollar procesos de manera adecuada, también en cómo desarrollar al capital humano, con el objetivo de que el cliente se sienta satisfecho.

“En un ejemplo, cuando tu ingresas a NETFLIX dices –Me recomendó muchas cosas que creo que me gustan- y pues claro, porque está pensando nada más en el cliente, porqué le picó aquí, porqué vio esa película; así es como debemos hacer también nosotros en una empresa grande, mediana, pequeña, micro, para entender a nuestro cliente y así adaptar nuestros servicios y productos a la necesidad de él”, explicó.

El CEO de la empresa de capacitaciones para empresarios, destacó que hay errores que se cometen, como llegar al pensamiento de “lo que tengo es lo que hay”, en vez de saber qué es lo que quiere el cliente.

Con respecto a las capacitaciones en estas áreas de oportunidad, Espino Balaguer comentó que se han roto paradigmas en la actualidad, pues antes las capacitaciones eran vistas como un checklist que se debía de cumplir ante gobierno, principalmente para la Secretaría del Trabajo, y en la actualidad se ve con otros ojos.

Sobre todo en el caso de las empresas pequeñas o familiares, indicó, se da mucho el caso en donde piensan que una capacitación pagada es un gasto, cuando en realidad es una inversión, pues el personal más capacitado genera mayores ganancias para la empresa.

“A lo mejor en un principio sí, te quita flujo y te aprieta las condiciones de tu día a día, pero en poco tiempo lo ves recuperado, pues cuando te das cuenta que puedes cambiar situaciones problemáticas, la capacitaciones se pagan solas”, finalizó.